domingo, 8 de enero de 2012

Destacan aportes del Plan de Seguridad Democrática


Si se evalúan seriamente los resultados del Programa Barrio Seguro, mediante el cual se inició el Plan de Seguridad Democrática el 31 de agosto de 2005, tras ser aprobado por el presidente Leonel Fernández, el rol de la Policía Nacional únicamente preventivo está más que justificado.

El jefe de la institución, mayor general José A. Polanco Gómez, tras hacer la afirmación, dijo que alrededor de 2,000 oficiales y agentes han sido entrenados y capacitados para estas labores, y han contribuido con la prevención del crimen y el delito a nivel nacional.
“A través del programa, realizado por Interior y Policía y la Policía Nacional en coordinación con dirigentes de distintos barrios, las autoridades lograron desmantelar más de 50 bandas que atemorizaban y cometían distintas fechorías en barrios de la capital y Santiago”, argumentó Polanco Gómez.
“Muchos de esos pandilleros se encuentran en las cárceles cumpliendo condenas y otros han sido ayudados en su rehabilitación”.
Por igual, decenas de hombres y mujeres fueron incorporados a las labores de los demás componentes de Barrio Seguro, como bancos de ahorros y préstamos, Techo para mi barrio, becas, centros de capacitación, oportunidades de empleos y asistencia social, que se ejecuta a través de Interior y Policía.
Dentro de contexto de Barrio Seguro, soportado por la prevención de la Policía, las muertes violentas en el 2011 finalizó con una reducción de 43% con relación a diciembre del 2010, cuando se registraron 35 muertes y esta vez sólo 20. Por igual, las denuncias sobre asaltos y robos han bajado considerablemente.
“En los barrios la gente se ve más tranquila, los ciudadanos se mueven con más seguridad y se pueden observarse las patrullas permanentemente en las calles”, dijo Polanco Gómez, entrevistado por este diario.
Seguridad 
El Plan de Seguridad Democrática se propuso principalmente restablecer la autoridad del Estado, a través de una profunda reforma de la Policía. El segundo propósito es garantizar los derechos de los dominicanos básicos para que así el ciudadano se convierta en el actor principal de la seguridad democrática en el país.
Polanco Gómez destacó los programas de acercamiento y la labor que han realizado los distintos comandantes de Barrio Seguro, desde su creación en 2005. Recordó que junto al Nuncio Apostólico, Jozef Wesolowski, se han concumado varios encuentros barriales.
Dentro del programa, la Policía además ha recuperado de las calles cientos de armas ilegales que estaban en manos de delincuentes y personas peligrosas, y se han diseñado programas especiales para la recuperación de vehículos, lo que ha bajado los robos de automotores en más del 50% durante el año que acaba de transcurrir.
Rol de la Policía 
Aunque la ejecución del programa Barrio Seguro, dentro del Plan Nacional de Seguridad Ciudadana, está diseñado para ser cumplido por más de 30 instituciones del Estado, la mayor responsabilidad parece haber recaído en la Policía, y más que sus logros casi siempre los errores les son enrrostrado por la ciudadanía.
No obstante, el trabajo para mantener el orden, perseguir a los infractores de la ley y hacer prevalecer los derechos de la gente, la Jefatura de la Policía ha tenido que emplearse a fondo para desarrollar una eficaz policía preventiva.
(+)
EL PLAN Y EL COMPENDIO DE LOS LINEAMIENTOS 

El Plan de Seguridad Democrática se implemento a través del programa Barrio Seguro. Este programa es el proceso que se desencadenó a partir de la formulación de la política criminal realizada por la Procuraduría General en el compendio de los lineamientos de la política criminal del gobierno.
Barrio Seguro se inició el 31 de agosto del 2005, por decisión del presidente Leonel Fernández, tomando como piloto emblemático la percepción que tenía la ciudadanía de que en este barrio existían los mayores índices de criminalidad.
Luego de probarse el éxito del programa en Capotillo, se extendió a los 12 barrios que completan la parte norte del Distrito Nacional, más adelante a la región norte, especialmente en Santiago, donde los 14 barrios más conflictivos fueron intervenidos. El objetivo principal es garantizar el ejercicio de los derechos ciudadanos y superar la ausencia que ha tenido el Estado en las comunidades excluidas.

No hay comentarios: